domingo, octubre 21

Ayer un amigo fue a ver a Soda Stereo, como una de las chicas que iba a ir con él no pudo, vendió la entrada que le sobraba en la puerta, al módico precio de $500. En estos momentos me jacto de ser tan moralmente correcta y estar en contra de esas cosas, ya que podría haber comprado una entrada de más, venderla a precios exorbitantes y así comprar la entrada para Björk (que estaba 100$, pero de reventa están 6 veces mas) Pero claro, de ese modo estaría alimentando el círculo vicioso. Así que no, no, no.
Igual si algún alma caritativa lee este blog y tiene una entrada de más, sepan que no tengo problema en aceptarla.

6 notas al margen.:

Seb dijo...

Odio a Soda con toda mi alma, es cuestión de gustos creo....
Pero no me vengan con chichas ni limonadas...

Alejandro dijo...

...yo odio los paragüas...

Alejandro dijo...

"paragüas" escribí...

uh, necesito dormir...

Martín dijo...

Si, la verdad que hubieses podido ¿no? A mi me da pachorra todo el asunto; creo que mi drama es ese, y no lo del circulo vicioso. Soda no me gusta, Bjork me paso como un tren electrico y no pude alcanzarla en mis únicas oídas. Beso grande Agus. Estoy recorriendo tu espacio y cada vez me gusta más. Veo que, además, compartimos signo!! abrazo!

Javier dijo...

La hubieras hecho...

Decir que tu banda se "separa", editar "El último concierto A y B" para levantarla con pala y volver a los 10 años, para hacer lo mismo... no es tampoco moralmente muy correcto...

La hubieras hecho...

Pndjo dijo...

cuesta no tentarse...
me parece q lo haria

500 mangos ademas!!! pago el alquiler de mi dpto...

sisi.. lo haria...