jueves, julio 24

Hace un tiempo comenté algo sobre los lemmings, esos animalitos simpáticos que se suicidan en masa como método de autoregulación de la naturaleza (o por accidente como ya está comprobado, pero la primer opción es más bonita), una actitud heróica, prolija y sistemática para preservar el equilibrio de su propio universo. Como un vaivén automático, como mártires sacrificando su vida por la de su especie. Y en cierto punto la gente se maneja -también sistemáticamente y de manera irracional- de un modo parecido, aunque no siempre con éxito inmediato. No lo hacen sacrificándose por una causa noble, sino para aportar a mantener el equilibrio universal, aún sin quererlo. Eso de que siempre que se cierra una puerta, se abre otra.
La clave está en medir a todo aquello que rote por esas puertas giratorias según las propiedades extensivas en primer lugar, e ir viendo muy despacio las intensivas hasta adaptarse.
Así de sencillo. (casi)


Ah, también:

  • Soñé que un colectivero trataba de mala manera a una pareja de ancianos que pedían un boleto de 0,75 ctvs, y yo me acercaba y le discutía alegando que los señores seguramente no sabían que desde el cambio de tarifa el monto del pasaje era de 0,90 o de 1,20, y que eso no le daba derecho a tratarlos así.
  • Escribí una nota para un blog, si quieren ver/leer/debatir, pueden hacerlo clickeando acá. Próximamente se irán publicando algunas cosas más mías ahí, así que los mantengo al tanto (?)
  • No puedo dejar de escuchar Apparat. H es genial. Pero genial, eh.

8 notas al margen.:

Kitty Wu dijo...

Son re adorables esos lemmings y rechonchos. No tienen cara de suicidas.
Generalmente los viejos no tienen razón cuando se quejan en el colectivo, aunque sorprendentemente parece que en tu sueño si. Me enferma cuando dicen que les comen las monedas cuando en vez de un peso ponen una de cincuenta centavos.
Soy intolerante igual.

Javier dijo...

uh! me diste ganas de jugar al Lemmings! y de zamarrear a un colectivero por cómo tratan a la gente (no hace falta soñarlo, es un hecho)

saludos!

Lucas.- dijo...

Holas.

Esa historia de los lemmings, estaba en un libro de la primaria.. no podia dejar de leerla.. me parecia buenissima..

Loca! apparat esta MUY bien...!!wooden me esta quemando el cooc ahora.. gracias por el datito.. te ves al rato. beso.

=Jota= dijo...

El jueguito Lemmings era sensacional, podía pasar horas. Extraño mi vieja PC solamente por eso...

divagues, divagues, divagues dijo...

Es la 1era vez que escucho hablar de esos amigitos, pero si existen de verdad no creo que conozcan otra manera(el suicidio es su natura). El sueño es muy real y me gusta, porque quiere decir que no es imposible....me voy

Horacio dijo...

ahí vi la nota en el blog de mancia, te felicito

Jimpa dijo...

acá los conductores de ómnibus no son respetados, podemos escupirles en la cara y esas cosas. Como en todos lados, creo...

Anónimo dijo...

· —
· — —
· — —
· — —



· —
· — ·
· —
— · ·
· ·

· —