martes, agosto 11

sacapuntas

me los regaló un señor el sábado, en la plaza de corrientes y dorrego. uno es un teléfono, el otro un tanque de guerra, o algo así. son lindos y están accidentados —romántico y apocalíptico, erótico y sublime, como el idealismo alemán, al menos eso leí en algún lado y se ve que me resultó agradable porque lo estoy repitiendo mentalmente a cada rato—, lástima que cuando llegué ya estaban cerrando la mayoría de los puestos y me quedé sin ver un montón de cosas.












4 notas al margen.:

Floripondio dijo...

Muy lindos, también quiero de esos :)

Jimpa dijo...

parece más bien un cañón o algo así

Claude dijo...

Que bueno el tanque sobre apuntes de genealogía de la moral

Nah dijo...

Jaja, son geniales. Yo tenía unos con forma de estufa antigua, de tren y alguno más que no recuerdo. Supongo que habrán quedado perdidos por ahí, entre los tumultos de juguetes, útiles y monstruos perdidos de la infancia.